proarq.clPropiedades + Arquitectura (56 2) 27433686

Salvoconductos para mudanzas

mm

El 15 de noviembre de 2007 se publicó en el Diario Oficial la Ley 20.227, que releva a Carabineros de Chile del cumplimiento de una serie de tareas no operativas. Entre ellas, extender el famoso salvoconducto.

La nueva normativa señala que ahora el propietario, arrendatario u ocupante a cualquier otro título de una vivienda, para cambiar su domicilio, deberá efectuar una declaración jurada ante el notario con competencia en la comuna en que la persona tiene actualmente su morada, o ante el oficial del Registro Civil competente en el mismo lugar, si allí no hubiera notario. En ella deberá dejar constancia del domicilio del cual se mudará y de aquel al cual lo hará.

Papeles varios

En esta misma declaración, se deberá dejar también expresa constancia de que el declarante no tiene impedimento legal, judicial ni contractual para efectuar la mudanza.

Además, hay que presentar otros papeles ante el notario o el oficial del Registro Civil. Así, en el caso del propietario, éste debe exhibir los recibos del impuesto territorial o del pago de los servicios de la vivienda, extendidos a su nombre, con el objeto de acreditar su calidad de propietario.

Ahora bien, si quien se trasladará no es el propietario, deberá presentar además la autorización del dueño o de quien haya recibido la tenencia del inmueble, o el recibo que acredite el pago de la renta de arrendamiento correspondiente al último mes, así como las constancias de encontrarse al día en el pago de los servicios con que cuente el inmueble.

Por otra parte, la ley fija los honorarios máximos que deben cobrarse por esta declaración jurada: 18 milésimos de UTM (unos $614). Pero cuidado. Si la persona que se muda no ha cumplido con los trámites requeridos, Carabineros impedirá que se efectúe la mudanza.

Y sin perjuicio de ello, la infracción será castigada con multa de una a cuatro unidades tributarias mensuales, por el respectivo Juzgado de Policía Local (entre $34.120 y $136.480).

Por ello, se recomienda tener a mano la declaración jurada certificada ante el notario para evitar problemas, pues puede ser requerida por Carabineros. Además, varias empresas de mudanzas exigen este documento para realizar su labor, por lo que no tenerlo puede acarrear mucha pérdida de tiempo.

Con esta ley se zanja una polémica que existía entre los alcaldes y el Gobierno, pues dentro de la agenda antidelincuencia, una de las ideas iniciales era traspasar a los municipios la responsabilidad de otorgar los salvoconductos.

One Comment

Leave a Reply

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: